Experiencia de un español en Barcelona

Y digo “un español” porque allí te sientes un extranjero. Por poneros un ejemplo, cuando iba a cualquier sitio, tenía que pedirle al camarero que por favor me tradujera el menú. De ahí concluí que el catalán no se entiende tan bien como dicen. De hecho, yo no me enteraba de una puta mierda cuando hablaban. Si bien es verdad que, de las pocas veces que comí en restaurantes, nunca me hicieron ningún feo por ser andaluz.

Casi todo el mundo habla en catalán y todo está en dicho idioma: el metro, los carteles explicativos de los museos, las calles, etc. Es cierto que a veces los menús están en inglés, y entonces no es necesario pedirle al camarero que te traduzca; o también cuando hay palabras parecidas entre un idioma y el otro; pero el castellano está palpablemente relegado a un segundo plano.

Aparte del idioma, la ciudad no es nada del otro mundo. Si le quitas los monumentos, se te queda en una ciudad costera como otra cualquiera, sólo que con mucho guiri.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s